Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

La mujer y su ventaja comparativa en el emprendimiento

Una diversidad bien gestionada en los equipos directivos es una clara ventaja comparativa. Actualmente contar con diferentes puntos de vista es fundamental para tomar decisiones estratégicas, que deben responder a un mercado que demanda innovación constante por parte de clientes con perfiles diversos. Aprovechar la inteligencia y habilidades de las mujeres en los altos cargos es muy ventajoso para el crecimiento económico y la competitividad de las organizaciones.

 iStock_000021512216Medium

El PNUD en su “Informe de Desarrollo Humano” (1995) afirma que el camino hacia la igualdad de género requiere un nuevo modo de pensar, en el cual los estereotipos sobre mujeres y varones dejen lugar a una nueva filosofía que reconozca a todas las personas, independientemente de su sexo, como agentes imprescindibles.

Si bien las desigualdades persisten, desde 1996 la presencia de mujeres en lugares de jefatura y dirección aumentó, aún cuando continúa siendo significativamente menor que la participación masculina. Hoy en Argentina, cada 10 puestos directivos, alrededor de 3 son ocupados por mujeres. Pese a este crecimiento, los modos de inserción de hombres y mujeres en el mercado de trabajo ponen de manifiesto la persistencia de segmentaciones horizontales (por rama y tipo de ocupación) y verticales (por niveles de jerarquía), que acentúan la desigualdad entre sexos.

En el Informe sobre el desarrollo mundial: Igualdad de género y desarrollo del Banco Mundial (2012) determinó que la productividad del trabajador podría aumentarse hasta un 40% si se respetaran los derechos de la mujer y se eliminaran todas las formas de discriminación de género.

El equilibrio de géneros en el equipo de gerencia representa un recurso, a causa de las diferencias de género tan distintas y complementarias entre hombres y mujeres. Es muy importante para las organizaciones poder articular una diversidad de género en las posiciones de liderazgo, esto, de ser logrado, afectara positivamente la efectividad y la competitividad.

La diversidad es un factor crucial para mejorar no solo la calidad del liderazgo y de la toma de decisiones de una compañía, sino también para su desempeño financiero, ambiental, social y de gobernanza.

Investigaciones recientes sugieren que integrar a más mujeres en  altos niveles gerenciales puede ayudar a equilibrar mejor el énfasis actual de los negocios en la maximización de los beneficios a corto plazo con un enfoque más centrado en las metas a largo plazo. Asimismo, las compañías que dan valor a la diversidad de género tienen un mejor rendimiento que otras empresas en las múltiples dimensiones de la sostenibilidad corporativa. Pero para que el empoderamiento de las mujeres se transforme en una realidad, la igualdad de género debe figurar como una prioridad en la organización.

Una organización que estimula el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género puede esperar ventajas tales como:

  • Mejor imagen de la empresa como una empresa comprometida con la igualdad de género. Asimismo empresas con más mujeres en la junta directiva son más propensas a tomar pasos proactivos en relación a temas ambientales.
  • Enfoque en el crecimiento a largo plazo.
  • Alto nivel de transparencia y la evasión de controversias a gran escala.
  • Mayor calidad de gestión y mayor retorno financiero para las compañías
  • Menor rotación de personal, debido al mayor compromiso laboral por parte de las empleadas
  • Mayor disposición a crecer dentro de la empresa, lo que disminuye costos de contratación y capacitación

 

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *