Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 19 suscriptores


Blog

Seguro de salud y protección del trabajador

Los trabajadores tienen el derecho por ley de estar protegidos ante accidentes y enfermedades. Hoy hablaremos de las ART y las Obras Sociales. manos

En caso de necesitar asistencia medica por accidente y/o enfermedad laboral el empleado debe informar el hecho ante su empleador, quien tiene la obligación de comunicar el accidente o enfermedad a la ART si la tuviera o brindarle en forma inmediata las prestaciones médicas y asistenciales si se trata de un empleador autoasegurado. El Sistema de Riesgos del Trabajo permite que los empleadores se autoaseguren en vez de afiliarse a una ART. Para esto deben poder cumplir los requisitos técnicos y financieros necesarios para poder brindar las prestaciones médico asistenciales, dinerarias y preventivas previstas en la ley. Un empleador para ser autoasegurado debe contar con la aprobación especial de la SRT.

El empleador está obligado por ley a contratar una aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART) o a autoasegurarse para cubrir a todos sus empleados en caso de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales.

Las ART son empresas privadas contratadas por los empleadores para asesorarlos en las medidas de prevención y para reparar los daños en casos de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales  que tienen como objetivo brindar las prestaciones dispuestas por la Ley de Riesgo de Trabajo. Todo trabajador tiene el derecho de gozar de una ART. Los objetivos de la Ley de Riesgos del Trabajo son:

• Resarcir los daños causados por enfermedades profesionales o accidentes de trabajo, incluyendo la rehabilitación del trabajador perjudicado.

• Disminuir las enfermedades y accidentes de trabajo a través de la prevención.

• Impulsar la recalificación y reubicación profesional del trabajador damnificado.

• Promover la negociación colectiva laboral para las mejoras de las medidas de prevención y de las prestaciones reparadoras.

Los sujetos que quedan comprendidos dentro de esta ley son los trabajadores en relación de dependencia correspondientes al sector privado, los funcionarios y empleados del sector público nacional, provincial y municipal, y en general toda persona obligada a prestar un servicio de carga pública.

Las compañías deben hacerse cargo del tratamiento médico y de la medicación necesaria para la rehabilitación, si ésta fuera necesaria. Para cubrir este tipo de situaciones los empleadores están obligados a contratar aseguradoras de riesgos de trabajo.

Todos los trámites ante las Comisiones Médicas y los estudios complementarios que le pueden solicitar (análisis clínicos, radiografías, etc.) son gratuitos y no necesita ir acompañado por médicos o abogados.

En Argentina todas las personas que trabajen en relación de dependencia tienen derecho a su obra social o mutual, que pertenece a la rama o gremio al que pertenece el trabajador. El Sistema Nacional del Seguro de Salud comprende a las obras sociales nacionales y otros agentes, y se encuentra regulado por un organismo descentralizado de la Administración Pública Nacional, en jurisdicción del Ministerio de Salud de la Nación: la Superintendencia de Servicios de Salud.

Existen beneficiarios titulares: obligatorios y voluntarios. El titular tiene el derecho de incluir en calidad de beneficiarios a su grupo familiar primario. Se considera dentro de este a: cónyuge y/o concubino/a y/o pareja de hecho del afiliado titular debidamente acreditado; los hijos solteros hasta los 21 (veintiún) años, no emancipados por edad o actividad profesional; los hijos solteros, mayores de 21 (veintiún) años y hasta los 25 (veinticinco) inclusive, que estén a exclusivo cargo del titular, y que cursen estudios regulares, reconocidos por la autoridad pertinente; los hijos incapacitados a cargo del afiliado titular, sin límite de edad; los hijos del cónyuge o concubino/a; los menores cuya guarda y tutela haya sido acordada por autoridad judicial o administrativa; las personas que convivan con el afiliado titular, y reciban del mismo ostensible trato familiar, según la acreditación que determine la reglamentación vigente.

La modalidad de atención es particular a cada rama, pero los beneficiarios gozan todos de derechos básicos tales como:

  • Exigir a su obra social la entrega de la credencial y cartilla médica actualizada, señalando el alcance de la cobertura prestacional y los prestadores con los que cuentan.
  • Recibir las prestaciones establecidas en el Programa Médico Obligatorio (PMO) de manera igualitaria; y acceder a planes superadores si así lo deseara. El Programa Médico Obligatorio (PMO) es una canasta básica de prestaciones a través de la cual los beneficiarios tienen derecho a recibir prestaciones médico asistenciales. La obra social debe brindar las prestaciones del Programa Médico Obligatorio (PMO) y otras coberturas obligatorias, sin carencias, preexistencias o exámenes de admisión.
  • Ejercer la opción de cambio de obra social entre los agentes del Sistema Nacional del Seguro de Salud, sujeto a la normativa vigente.
  • Obtener respuesta para sus reclamos en los tiempos previstos según la normativa correspondiente.

  Fuentes:

http://www.sssalud.gov.ar

http://www.trabajo.gov.ar

http://www.srt.gob.ar

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *