Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 19 suscriptores


Blog

¿Cómo escoger la forma jurídica de tu empresa?

Antes de crear una empresa, es necesario conocer el tipo societario que más se ajusta a las necesidades del emprendedor.

Meeting-zu-Dritt-mit-Handschlag

A la hora de materializar un proyecto, una de las primeras cuestiones a resolver es la elección del tipo societario más adecuado a la actividad económica que se pretende comenzar. La elección de la forma jurídica de la empresa a adoptar es una parte importante en la definición de la nueva empresa.

Para llegar a definir de forma correcta para su empresa, se debe confeccionar un plan de empresa. En el plan de empresa se identifica y se analiza una oportunidad de negocio, se examina la viabilidad del proyecto y se desarrollan las estrategias necesarias para crear la empresa. Contiene un análisis de viabilidad económica, organizativa y técnica de la futura empresa. Se delimita el mercado en que se va a operar, y se realiza un primer diseño de las acciones a emprender para la puesta en marcha y el desarrollo de la empresa. Además de las necesidades económicas, humanas y materiales – sin olvidar los gastos iniciales – de su puesta en funcionamiento. Y, entre otros, los resultados económicos y comerciales previstos.

Lo primero, para elegir el tipo de sociedad con el que formalizará su empresa es informarse sobre cual se adapta mejor para nuestro caso particular. No se pueden establecer criterios generales que permitan determinar cual es la forma jurídica más adecuada en cada caso concreto, dado que cada proyecto empresarial presentará unas características propias que requerirán su estudio particular. Sin embargo, sí se pueden citar algunos aspectos generales a tener en cuenta en el momento de efectuar la elección de la forma jurídica de la empresa:

  • Tipo de actividad a ejercer: la actividad que vaya a desarrollar la empresa puede condicionar la elección de la forma jurídica en aquellos casos en que  la normativa aplicable establezca una forma concreta
  • Número de socios: el número de personas que intervengan en el lanzamiento de una nueva empresa también influye en la elección. Así, cuando sean varios socios, lo aconsejable será constituir una sociedad.  La ley argentina establece un mínimo de 2 socios para establecen una sociedad comercial.
  • Responsabilidad: La responsabilidad puede estar limitada al capital aportado (sociedades anónimas, de responsabilidad limitada, etc.) o ser ilimitada (empresario individual, sociedad colectiva, etc.).
  • Necesidades económicas del proyecto: la dimensión económica del proyecto a desarrollar influye en la elección, ya que para constituir determinadas sociedades se exige un capital mínimo.
  • Aspectos fiscales: Habrá que estudiar detalladamente los costes fiscales que la empresa habrá de soportar.

A continuación enumeraremos las diferentes formas legales que pueden utilizarse para iniciar una empresa, algunas de las cuales ya desarrollamos en los blogs anteriores:

 

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *