Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 19 suscriptores


Blog

Puntos clave sobre el manejo legal de las horas extra

Conozca los aspectos legales de las horas extra de sus empleados. 

Schreiner2

La cuestión de las horas extras puede ser una respuesta ante la necesidad del emprendimiento de aumentar su producción, controlando a su vez, los gastos de la empresa.  Así se incrementa la producción sin la necesidad de contratar nuevo personal.

El deterioro de los sueldos en los empleos en Argentina lleva a que los trabajadores se muestren dispuestos a trabajar horas extras, pero ¿cuántos conocen su legislación y cumplen con las exigencias?

Según la ley de contrato de trabajo, la jornada laboral abarca todo el tiempo durante el cual el trabajador está a disposición del empleador en tanto no pueda disponer de su actividad en beneficio propio.

La regla general en materia de jornada laboral nos dice que existen dos limites, el diario de 8 hs diarias (que puede extenderse 1 hora diaria sin generar recargo por hora extra) o el limite semanal de 48 hs. (no puede extenderse). La prestación de servicios en exceso de los límites mencionados se denomina horas extras y  las mismas se pagan adicionalmente. Se deben abonar con un recargo de 50% (de lunes a sábados hasta las 13hs) o del 100% (sábados después de las 13 hs, domingos o feriados). El tope de horas extras que pueden realizar los trabajadores es de 30 hs mensuales o 200 anuales.

La ley establece dos requisitos para autorizar la realización de horas extras y sólo en forma transitoria o extraordinaria:

  • En la medida necesaria para resolver el problema
  • Cuando el trabajo no pueda ser realizado en horas normales.

Las horas extras u horas extraordinarias son excepciones a la jornada normal de trabajo y sólo pueden usarse en determinadas circunstancias: casos de peligro o fuerza mayor, accidente ocurrido o inminente y exigencias excepcionales de la economía nacional o de la empresa.

El trabajador argentino se muestra interesado en trabajar horas extras, dado el deterioro del salario y estos recargos  (50%, 100%), que originalmente fueron pensados para “disuadir” al empleador a dar horas extras, y otorgar los descansos biológicos y sociales necesarios en la vida de la persona, hoy parecen ser una contrapartida “tentando” al empleado a trabajar más allá de los límites legales.

Sin embargo, en Argentina el recurso de las horas extra plantea, tanto para las empresas como para el personal, un conflicto impositivo que se ha ido agravando año tras año. En las actuales circunstancias el impuesto a las ganancias afecta el ingreso del trabajador por lo que el mismo puede ser reticente a realizarlas, debido al impacto negativo en el sueldo ante determinada cantidad de horas extras, ya que se trabaja más, pero se gana menos.

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *