Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


Blog

Cuestiones principales para escribir un Pacto de Socios

En muchas ocasiones los emprendedores necesitan la colaboración de otros para llevar adelante su negocio. El Pacto de Socios es el contrato que vincula a los socios de una sociedad con mayor flexibilidad que los estatutos sociales, son un complemento de los mismos. Asimismo, regula las acciones y compromisos que los socios adquieren parar con sus semejantes.

kreatives, junges team arbeitet im büro

El Pacto de Socios es ante todo un contrato privado que suscriben voluntariamente todos los socios de un proyecto con el objetivo de regular sus relaciones, sus obligaciones y derechos, así como el funcionamiento de una Sociedad. Es un documento en el que se regulan derechos, obligaciones y las relaciones entre socios.

¿Cuándo se firma un pacto de socios?

Un Pacto de Socios es un documento que se firma cada vez que se da entrada a un Inversor en el Proyecto/Sociedad. Puede firmarse en diferentes etapas:

Al constituir la sociedad o seed stage. En esta etapa el Pacto de Socios servirá para regular los aspectos básicos de sus relaciones como socios iniciales, desde la fijación de porcentajes, funciones, aportaciones, dedicación en el proyecto, entre otros.

Al dar entrada a un nuevo Socio. En la early stage la Startup ya tiene un mínimo de recorrido y es necesario dar entrada a nuevos socios emprendedores o algún socio capitalista. Puede que sea necesario modificar el Pacto de Socios inicial, adaptándolo a los nuevos socios; o si no se firmó un Pacto de Socios inicial, es recomendable hacerlo en esta etapa para regular las relaciones entre todos los socios.

Contenido

El contenido de un Pacto de Socios dependerá de la situación o circunstancias particulares de cada proyecto o Empresa, pudiendo abarcar una serie de aspectos muy amplios relacionados con el funcionamiento, organización, actividad de la empresa o relaciones entre los socios. Es aconsejable redactar el contrato de sociedad contemplando toda posibilidad de conflicto entre las partes, como por ejemplo que ocurrirá si un socio no cumple con su objetivo, si los socios no pueden ponerse de acuerdo en la toma de decisiones  o si algún socio quiere dejar el proyecto…

Un Pacto de Socios contiene tres partes claramente diferenciadas y comunes, al menos las dos primeras, a otros documentos de índole jurídica, que son:

Identificación de las partes que intervienen en el Pacto: Datos personales de las personas físicas o figuras jurídicas que van a firmar el Pacto. Pueden ser todos los socios o parte ellos (los mayoritarios, los minoritarios…)

La Exposición: Exposición de motivos, si son relevantes para el pacto de socios que se va a suscribir. Explica el por qué del documento, se reflejan las participaciones accionariales de los Socios y se regula el órgano de administración de la sociedad en todo lo que no esté estipulado en los estatutos.

Las Cláusulas del Pacto de Socios: Sección abierta en la que se pueden poner todas las cláusulas que los Socios consideren oportunas para el buen funcionamiento de la Sociedad. Todo pacto de socios habrá de incluir cláusulas fundamentales o generales como el objeto de la empresa, la duración del acuerdo, las relaciones de los votos y la toma de decisiones.

Las cláusulas de Funcionamiento y Organización identifican la estructura de la sociedad, regulan las aportaciones que realizan los socios, sus cargos y funciones, etc.

Asimismo, conviene prestar atención a los elementos susceptibles de provocar enfrentamiento como son la retribución de los socios, su grado de dedicación (detallar al máximo las funciones de cada socio) y compromiso.

Las cláusulas de Protección protegen tanto a la Sociedad en general como la posición de cada uno de los socios, entre ellas podemos señalar las cláusulas de permanencia, no competencia, confidencialidad.

Las Cláusulas de Salida o Entrada regulan los supuestos de entrada de socios. Entre las cláusulas más comunes, se encuentran las denominadas Tag Along (Derecho de Acompañamiento) y Drag Along (Derecho de Arrastre) o cláusulas de ‘exit’, enfocadas a proteger a aquel socio financiero que pretende salir de la sociedad. La primera está diseñada para salvaguardar los intereses del socio minoritario, es decir, es un derecho de “acompañar” al socio mayoritario en la venta de sus acciones en las mismas condiciones.

La cláusula Drag Along está dirigida a la protección de los socios mayoritarios y se aplica en aquella situación en la que estos reciben una oferta de un tercero por el 100% del capital social de la empresa. Mediante esta cláusula, estos podrán “arrastrar” a los minoritarios a que vendan igualmente sus acciones.

 

Es difícil gestionar bien una empresa si los socios no tienen las cosas claras y desconocen cuáles son las intenciones, necesidades y expectativas de cada uno. El Pacto de Socios nos fija unas reglas de actuación determinadas y es un instrumento eficaz que marca las pautas para la buena convivencia entre los socios de una empresa. Por lo que no tener un Pacto de Socios es como caminar con los ojos vendados, no sabemos lo que pasará en determinadas situaciones. No tener un Pacto de Socios supone, en definitiva, una inseguridad jurídica para los mismos socios y para la Sociedad.

 

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *