Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 19 suscriptores


Blog

Ventajas de invertir en publicidad versus los costos que conlleva

Las compañías no sólo deben hacer buenos productos, sino que también deben informar a los consumidores acerca de los beneficios de los productos y posicionar éstos de forma cuidadosa en la mente de los consumidores. Para lograr esto, deben utilizar medios como la publicidad.

iStock_000017666997Small

El presupuesto de publicidad de una marca a menudo depende de la etapa del ciclo de vida del producto. Por ejemplo, los productos nuevos generalmente necesitan grandes presupuestos de publicidad para crear conciencia y lograr que los consumidores los prueben.

La participación de mercado también repercute en la cantidad de publicidad necesaria: si hay más o menos competencia. Las marcas que participan en mercados muy competitivos gastan mucho dinero en publicidad, ya que deben anunciarse más para hacerse escuchar por encima del ruido del mercado.

No importa qué método se utilice, establecer el presupuesto de publicidad no es tarea fácil. ¿De qué forma sabe una compañía si está gastando la cantidad correcta?

No toda la publicidad es igual ni tiene los mismos objetivos ni  los mismos resultados. Hay 2 tipos de publicidad: publicidad general y publicidad con target.

La publicidad general será todo lo que se comparta abiertamente a un determinado número de personas, a través de medios tales como radio, televisión, revista, periódico, anuncios, etc. Tienen como ventaja poder alcanzar a masas de gente de un día para otro sin tener  la necesidad de esperar a que la gente te busque. En el caso de la televisión y la radio, la gente asocia tu producto o servicio con artistas, música y cosas de sus propios intereses.

Estos medios pueden ser costosos para un negocio pequeño o mediano. Además de que la gente no responde de forma inmediata a una campaña publicitaria, además que No sabes realmente a donde estás dirigiendo tu publicidad, ya que aunque los  anuncios puedan aparecer en un “canal” donde hay “cierta población” la realidad es que eso no es medible y por lo tanto no podemos comprobar si realmente llegó al sector específico de la población que queríamos llegar.

El segundo tipo de publicidad es con target y el mejor tipo de publicidad para esto está en internet, Google Adwords, Facebook Ads  y Newsletters.  Permiten hacer campañas personalizadas, segmentando a la población por intereses y yendo aún más lejos, puedes localizar a tu mercado ideal según las búsquedas por palabra clave que ellos hacen.

Este tipo de publicidad tiene posibilidades ilimitadas de competir aunque sea un negocio pequeño o mediano. Ya que los costos pueden ir desde 5 dólares al día hasta la cantidad que se esté dispuesto a gastar, lo que permite a negocios pequeños y medianos invertir. No pagas si alguien vio tu publicidad (impresión) y no le interesó.

Otra ventaja es que sólo se le envía publicidad a gente que le interesa o a personas que te están pidiendo esa publicidad (permission marketing), eso hace que la gente que te ve tenga una mucho más alta probabilidad de responder.

Sin embargo tienen como desventaja la complejidad, es complicado aprender a usar todas las herramientas y crear una plataforma eficiente para vender por internet. Además, si los anuncios no son hechos en una estructura apropiada, no aparecerán, y si no hay palabras claves relacionadas a tu producto o servicio es poco probable que vendas algo. Si no sabes cómo conectar a la gente con tu producto o servicio, no servirá de nada la publicidad.

Hacer publicidad sin medir los resultados tiene como consecuencia no saber con exactitud si el dinero invertido ha producido un beneficio para la empresa o no.

El retorno de la inversión (ROI) es la relación existente entre el costo de la publicidad y los beneficios obtenidos. El ROI indica el valor que obtiene su empresa como resultado del costo que invierte en su campaña publicitaria.

Para evaluar el ROI de la campaña, se toman los ingresos obtenidos de las ventas, reste a esta cantidad los costos publicitarios y, a continuación, divida el resultado entre el total de costos publicitarios.

Las pequeñas y medianas empresas deben medir los resultados, ya que no disponen de mucho dinero para invertir en publicidad, deben hacer que esta sea lo más eficiente posible. Son muchos los factores que afectan la eficacia de la publicidad, algunos controlables y otros no, la medición de los resultados de los gastos publicitarios continúa siendo una ciencia inexacta.

Podemos concluir que la publicidad es indispensable para hacer conocer nuestro producto a los clientes, pero debe ser usada de forma eficiente. En la mayoría de los casos, los gerentes deben basarse en grandes dosis de juicio y en un análisis más cuantitativo al establecer los presupuestos de publicidad.

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *